Jefa de las prostitutas prostitutas indignadas

jefa de las prostitutas prostitutas indignadas

A la parte alta de la ciudad solo iban los que iban a vacilar", mantiene Janet. Fue pasando del club a los anuncios de contactos en apartamentos y con 40 años acabó en la calle Robadors. Robadors es la calle de las putas , pero las putas lo llaman Gaza por el permanente acoso policial que sufren desde hace años. Las chicas han sufrido allí agresiones, insultos y multas por parte de la policía desde que el ayuntamiento aprobase la ordenanza cívica de Como golpe de gracia, el ayuntamiento fue cerrando los pisos donde ellas suben a ejercer.

Un auténtico estrangulamiento económico. Fue en Robadors donde Janet, junto a otras prostitutas, puso en marcha el colectivo político-laboral Putas Indignadas , que defiende visibilización, espacio y condiciones adecuadas para su trabajo.

Se llegó a entrevistar con el entonces alcalde Xavier Trias, que mantenía que la prostitución es la esclavitud del siglo XXI. Sin embargo, Janet niega la mayor: Nosotras tenemos trabajo ", afirma Janet poco después de saludar a dos policías locales que pasaban cerca de la terraza en la que estamos sentados.

El trabajo nos viene impuesto por la sociedad. Es una cuestión económica. Mi sexualidad me da rentabilidad, yo soy una empresaria de mi cuerpo ", sentencia, y evoca la unión explosiva de tres viejas palabras: Solo una vez un director nuevo me preguntó por un gran movimiento bancario. Janet le ha pagado una carrera universitaria a su sobrino. También los estudios a sus dos hijos, de 20 y El mayor estudia ingeniería biomédica. Treinta años en la prostitución dan para verlas de todos los colores.

Cualquier día se nos va a morir en el acto". Porque Janet sigue ejerciendo. Ahora, con el insoportable calor del verano barcelonés, trabaja desde casa. Hay poca gente en el barrio del Raval que no conozca a esta uruguaya de 55 años. En los despachos políticos también la conocen. La CUP le ofreció ir en su lista electoral del 24M para visibilizar a su colectivo.

Janet lo rechazó, pero su compañera de Putas Indignadas, Paula Ezkerra, sí que figuró en la papeleta electoral. Mucha gente la conoce también por su cuenta de Twitter, Xena, la guerrera. Janet ha eliminado —no sabemos si conscientemente o no— una palabra del título de aquella serie llamada Xena, la princesa guerrera. Tengo que escribir esto que acabas de leer. Ella me dice que solo tiene que tener lista la comida para cuando llegue su hijo a casa.

Now La vida de una prostituta guerrera en la Ciudad Condal. Pero no me ofende si me dicen puta o trabajadora sexual, no tengo problemas respecto a mi profesión. Sé lo que soy, sé que esto me permite mi subsistencia y no reniego de la mano que me da de comer. La cuestión clave es que somos profesionales del sexo. Esto incluye a mucha gente, sin distinción de género: Para mí no es importante.

Una etiqueta sólo es una etiqueta. Sé que a otra gente le parece relevante, pero a mí no. Yo siempre me he sentido empoderada y haber trabajado como prostituta ha forjado mi autoestima. Estoy muy segura de mí misma. Pero al mismo tiempo, he vivido muchos años el estigma de ser puta. Yo me eduqué en una escuela católica privada… Siempre me incomodó explicar a mi entorno social que era trabajadora sexual, pero nunca lo oculté porque me di cuenta de que me empoderaba decirlo.

También ha influido en mis parejas, a las que nunca se lo he ocultado. A la mayoría de los hombres les da miedo. A los tíos les cuesta aceptar que su pareja sea prostituta. Al principio me sentía muy sola. Eso es lo peor de ejercer la prostitución: Tenemos un cliché marcado.

Yo reniego de ese cliché y de otros: Yo llevo trabajando en esta profesión y en otras 30 años. Siempre he trabajado como prostituta. Tengo cotizados 28 años a la seguridad social y ha sido un complemento. Otro estereotipo que hay que romper es el de los clientes: El estigma puta es alimentado por numerosas instituciones y convenciones sociales.

Parte de no querer reconocer el derecho de autodeterminación de cada individuo y, en concreto, el derecho a disponer del propio cuerpo de la mujer.

Porque el estigma se da en las mujeres, del estigma masculino no se habla, es una gran realidad silenciada. Ahora bien, en mi caso el estigma que me ha marcado ha sido el de ser trans. Cuando fui capaz de superar aquel, el estigma de ser puta me dio bastante igual. Creo que esto es algo habitual en las trans. Hay muy pocas excepciones, la mayoría no desempeñan puestos de responsabilidad , trabajan como putas.

Si al ser trans le sumas ser emigrante, no hay duda: A la mayoría de las compañeras trans que entran legalmente en Europa como turistas las paran en el aeropuerto porque son putas.

Las trans, al parecer, no tenemos el derecho de viajar para ir de vacaciones. Evidentemente, me siento libre. Se entra por necesidades lógicas, que son económicas, y yo he tenido la suerte de vivir en un ambiente amable, nada hostil. La mayoría de la gente, cuando entra en una empresa con 20 años, es becaria… Nosotras con 20 años somos directivas de una empresa que gana muchísimo dinero.

Cuando llegamos a los 50 nos convertimos en el felpudo de la empresa… Es lo inverso al proceso de la mayoría de la gente.

Sí, es un oficio que he elegido libremente, que me ha aportado muchas cosas buenas y que me gusta. Si no, no lo ejercería. Al contrario de lo que muchas personas creen, soy yo quien pone las reglas y quien controla la situación.

Decir que todas las prostitutas somos víctimas de trata es una mentira que invisibiliza a quienes ejercemos libremente y es un gran error si realmente quieren detectar y ayudar a las verdaderas víctimas. A mí nunca me gustó ser prostituta; en mi caso ha sido una imposición cultural que tiene que ver con el machismo, el patriarcado y la construcción social.

He intentado crecer dentro de mi trabajo. Ser una buena prostituta y ser una buena persona. Mi trabajo me ha dado mucho, he aprendido un montón de la vida y de los hombres que han estado conmigo. Siempre he intentado que sea bonito y he tenido la suerte de encontrar a gente bonita. La libertad que esta sociedad te da. Nadie trabaja libremente en un contexto capitalista. En el contexto laboral, cultural y social en el que vivimos, a casi nadie le gusta el trabajo que hace.

Yo no es que me viera obligada, sino que fue la salida que tuve para vivir una vida holgada. Yo siempre he trabajado como autónoma. Todos los trabajadores que estamos en la APSCat somos independientes y tenemos la finalidad de que el trabajo se desarrolle como autónomos o en forma de cooperativa bajo contrato mercantil. Nuestra finalidad es confrontar a la industria del sexo, para acabar con su explotación.

La industria del sexo es un legado del patriarcado que debemos destruir. La cuestión no es tanto si trabajas en la calle, en un piso o en un club como si eres independiente o hay un empresario que te explota y enriquece con tu trabajo.

La diferencia es la libertad. En la calle no; yo voy y vengo cuando quiero… Aunque antes tenía mayor libertad, ahora es el acoso policial el que me la coarta.

Me veo obligada a hacer de 10 a 12 horas diarias para tener un sustento, pero no es por la falta de clientes, sino por el acoso policial que sufrimos desde la aprobación de la ordenanza del civismo hace 8 años. Antes trabajaba dos horas por la mañana y dos horas por la tarde y los fines de semana no aparecía.

Esta parte de la calle Robadors es como una gran familia. Nos conocemos desde hace tiempo, todos interactuamos entre nosotros —clientes, vecinos, nosotras…—.

Jefa de las prostitutas prostitutas indignadas -

Y todo lo contrario. Pues lo mío es lo mismo. Ha hablado con políticos, con organizaciones internacionales. Hay gente que puede cocinar muy bien en su casa pero luego no puedes ser jefe de cocina.

Jefa de las prostitutas prostitutas indignadas -

La mayoría de la gente, cuando entra en una empresa con 20 años, es becaria… Nosotras con 20 años somos directivas de una empresa que gana muchísimo dinero. Janet lo rechazó, pero su compañera de Putas Indignadas, Paula Ezkerra, sí que figuró en la papeleta electoral. Un auténtico estrangulamiento económico. Cada una es diferente porque se hace a mano y es individual. Mucha gente la conoce también por su cuenta de Twitter, Xena, la guerrera. Cada una tiene sus ventajas. jefa de las prostitutas prostitutas indignadas

: Jefa de las prostitutas prostitutas indignadas

Jefa de las prostitutas prostitutas indignadas 922
Bangkok prostitutas putas barcelona Hay muy pocas excepciones, la mayoría no desempeñan puestos de responsabilidadtrabajan como putas. El problema es que aquí, como todos follamos, la gente se cree que lo puede hacer bien. Nació en Buenos Aires, tiene doble nacionalidad y ha trabajado en muchas partes del mundo. Responde a los abolicionistas con determinación: Creo que lo que hay que hacer es reconocer en las leyes laborales que la prostitución es un trabajo y por ende regular los derechos laborales y sociales derivados de ello, igual que sucede con el resto de trabajadoras. Nadie trabaja libremente en un contexto capitalista. Una conversación con Janet, prostituta y activista prostitutas en fuerteventura prostitución voluntaria Raval barcelonés Ignacio Pato 22 Julio
Ronaldinho prostitutas prostitutas torrent 315
PROSTIBULO EN MEXICO PUTAS CASA CAMPO 485
La prostitución no es delito pero hay multas a clientes y trabajadoras sexuales. Cuando llegamos a los 50 nos convertimos en el felpudo de la empresa… Es lo inverso al proceso de la mayoría de la gente. Ferrari encontró en la prostitución condiciones que le resultaron muy atractivas Mai Oltra. La legislación actual tipifica la trata como delito pero, en la medida en que reconoce a la industria como agente económico, no gift prostitutas milanuncios chicas prostitutas hacer efectiva la persecución de la trata. El problema de todas las mafias es el dinero; si cortas el cauce del dinero, acabas con la mafia. Sabemos que hay cosas muy feas en nuestro trabajo, eso no lo vamos a negar. Cuando se abrieron las fronteras dentro de la UE, el barrio chino se convirtió en un foco de mujeres víctimas de trata, pero hoy en día, aunque lamentablemente no podemos decir que se haya eliminado, no es como en esa época.

This Post Has

Leave a Reply

  • 1
  • 2
Close Menu